¿Qué tipo de monopatín eléctrico debo elegir?

Antes de realizar una compra, siempre se debe tener en cuenta el uso y la finalidad del objeto. Lo mismo ocurre con los monopatines eléctricos: para saber cuál elegir, hay que saber primero, el tipo de uso vinculado a él

Una buena idea antes de elegir un monopatín es “auto realizar” cuestionamientos referentes al vehículo: ¿Para qué lo quiero? ¿Dónde lo voy a utilizar? ¿Con qué frecuencia? ¿Cómo es el terreno? ¿Quiero invertir dinero? 

Una vez que se abordan a las respuestas, se puede proceder a la acción de compra y tener en cuenta los siguientes aspectos del objeto: 

1. Autonomía del monopatín 

Dependiendo de ésta, serán la cantidad de kilómetros que podrás recorrer sin necesidad de cargar su batería. Por eso, es importante que sepas la frecuencia de uso que le darás al aparato y el motivo (si lo requieres para trabajar todos los días, quizás te conviene comprar algo de mayor autonomía). 

→ ¿De qué depende la autonomía? Del tipo de batería del monopatín, el uso de su motor y la pendiente del recorrido. En trayectos de mayor pendiente, consumiremos menos autonomía. 

2. Baterías 

Existen diferentes tipos de batería, y por ende, cada una tiene sus características propias. Veamos cuáles son: 

  • Baterías de litio: son las que soportan un mayor número de ciclos de carga, por lo tanto, perdurarán en el tiempo. Por otro lado, se las puede recargar sin importar su nivel de carga previo (no hay que esperar a que se descarguen por completo). Como desventaja, suelen ser las más caras del mercado
  • Baterías de gel: pueden experimentar consecuencias en temperaturas ambientales elevadas, y además, soportan una menor cantidad de ciclos de carga. Como ventaja, son mucho más baratas que las de litio. 
  • Baterías de plomo: son económicas y perduran en el tiempo. Sin embargo, es importante recargarlas siempre por completo (lo que puede consumir el tiempo del usuario y perjudicarlo). 

3. Peso del monopatín 

Existen monopatines de 7 kg mínimo y otros que alcanzan los 22 kg. A mayor peso, mayor esfuerzo requerirá su conducción, y por este motivo, suelen ser más económicos.

Hay que tener en cuenta este dato al cruzarlo con el terreno sobre el cual se va a manejar el monopatín. En terrenos rocosos, no asfaltados y con subidas no se recomienda un aparato pesado. 

4. Motor del equipo

Se requieren motores de alta potencia si el monopatín se conducirá a diario o si sos una persona adulta. En niños, se puede optar por motores de 100 W. 

5. Peso que soporta

Aunque parece un dato obvio, se debe verificar el peso máximo tolerado por el monopatín y evaluarlo en función a tu propio peso corporal. 

6. Tamaño de las ruedas

De éstas depende la velocidad alcanzada (en parte) y la posibilidad de transitar de forma más amena por los baches de la vía pública. Además, existen ruedas inflables y macizas. Las primeras amortiguan los golpes del suelo al andar pero corren el riesgo de pincharse. En el caso de las segundas, no se pinchan pero sí transmiten al cuerpo las sensaciones del andar. 

7. Certificado de seguridad

Es vital que el monopatín cuente con el certificado de autenticidad y seguridad que garantice que no tendrá problemas técnicos, al menos en el nivel de la batería, evitando incendios y explosiones. 

Si el monopatín fue fabricado por una marca europea debe contar con la siguiente distinción: SGS, en cambio, si el fabricante es estadounidense la distinción será UL-2272.

8. Tipos de monopatín

Existen diversos modelos en el mercado. Se puede elegir entre: 

  • Monociclo: una sola rueda con dos pedales para colocar los pies. Otorga mayor autonomía y facilidad de transporte.Fuente: Pixabay
  • Hoverboard: monopatín sin manubrio en el que los pies se sitúan en horizontal. Es versátil y fácil de transportar. Fuente: Pixabay
  • Monopatín eléctrico de 4 ruedas: aunque pareciera lo contrario, su uso requiere más práctica que los otros modelos.
  • Segway: consta de ruedas más grandes que los tradicionales, y por ende, permite la circulación en terrenos con dificultad. Además, posee más potencia que los anteriores.Fuente: Pixabay
  • Scooter eléctrico: es el más utilizado en la actualidad. Se compone de dos ruedas, una tabla y un manillar. Es práctico y fácil de utilizar. Fuente: Pexels

Luego de que hayas definido todas las opciones anteriores, sería relevante que contrates un seguro para tu monopatín eléctrico

¡Compartí esta nota!