Los robos a repartidores no se detienen

La mayoría de los restaurantes y comercios eligieron el delivery para seguir funcionando. Son el principal acceso para que las personas puedan mantener sus trabajos y los consumidores adquirir los productos. Existe reparto de todo tipo: desde comida hasta libros. 

Muchas personas se volcaron a realizar envíos para poder aumentar su capital y seguir trabajando debido a la gran demanda que hay. Pero por estar expuesto en la calle, los repartidores suelen ser víctima de los delincuentes. 

Muchos de los robos se producen de forma rápida para tomar por desprevenido al repartidor, para quitarle la bicicleta.

Una modalidad se da durante la espera a la recepción del pedido. Mientras el repartidor se encuentra esperando que la persona que hizo el pedido abra la puerta de su hogar para recibirlo, un ladrón aprovecha la ocasión para interceptar al repartidor y le roban la bicicleta.

La bici es un elemento de trabajo muy importante. Sin ella no podés trabajar, por eso, resulta clave que tengas tu bicicleta asegurada. De este modo, podrás trabajar seguro:

¡Compartí esta nota!