Laprida: pueblo chico, avance grande

Con una población que supera por poco los 12.000 habitantes y a una distancia de 450 kilómetros de la Capital Federal, la ciudad de Laprida, ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires, es uno de los tantos municipios que pueblan los 135 partidos de ese distrito argentino.

Laprida pueblo chico, avance grande 2Su economía tiene una base agrícola-ganadera y un fuerte crecimiento industrial, pero en los últimos años la localidad ha alcanzado un hito en seguridad vial que ni siquiera las más grandes ciudades del país han podido comenzar a desarrollar en el resto de Argentina: el patentamiento de las bicicletas de la población.

Con la finalidad de proteger el bien de los habitantes por los crecientes robos y para controlar más y mejor el tránsito lapridense, hace más de diez años se aprobó una ordenanza municipal que invita a los propietarios de bicicletas a patentar sus rodados. Al día de hoy se ha patentado el 60% del total de las bicis de la ciudad de manera gratuita. A quienes registran sus vehículos se les entrega una chapa similar a las de los autos mientras que la municipalidad los suma a su registro oficial a través del Área de Seguridad.

Más allá de la movida del patentamiento, en Laprida, desde la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad, se trabaja muchísimo en temas relacionados a vialidad. Como consecuencia, en 2010 la localidad recibió el Premio Volvo a la Excelencia en Seguridad Vial y en 2012 el Premio “Luchemos por la Vida” al lograr que el 100% de los motociclistas de la ciudad circulen con  casco.

Segurobici se contactó con Daniel Bayones, Secretario de Seguridad de Laprida, para conocer más sobre esta iniciativa que por ahora no tiene similitudes en el país:

Segurobici: Daniel, nos contás que el 60% de las bicicletas de Laprida ya están patentadas, ¿qué cantidad representa eso?

Daniel Bayones: Sacamos ese número entendiendo que en cada casa hay una bicicleta de adulto y al menos una de niño. Esta semana patentamos la número 4012 y entendemos que es un medio de movilidad masivo de nuestro pueblo. Laprida es una ciudad chica, eso está más que claro.

SB: ¿Cómo se llegó a la generación de esta ordenanza en un principio? ¿De qué año es?

Daniel Bayones: Es del año 2005 y es la ordenanza Nº 1149. Siempre fue pensada con la finalidad de proteger el bien y a partir del año 2007 se le dio un mayor impulso a raíz de que además nos ocupamos fuertemente por la educación y concientización vial. La bicicleta patentada sirve, por ejemplo, para individualizar al vecino que circula en contramano y no frena ante el llamado de los inspectores de tránsito. En conclusión, para resguardar el bien y para controlar el tránsito.

SB: ¿Qué respuesta han obtenido de la población ante esta normativa?

Laprida pueblo chico, avance grande 3Daniel Bayones: Es muy buena la respuesta. El patentamiento, aunque es lento, es sostenido. La gente tiene la cultura de comprar una bicicleta y patentarla. Por supuesto que influye el hecho de que es gratuito para toda la comunidad.

SB: ¿Dirías que se cumplió el objetivo que tenía la ordenanza inicialmente?

Daniel Bayones: Sí, claramente. La modalidad del robo de bicicletas inicialmente era utilizarla de transporte y dejarla abandonada en otra parte de la ciudad. Entonces se producían grandes acumulaciones de bicicletas extraviadas en la comisaría. Pero una vez patentadas, se pudo prevenir esto pero también restituir muchas más bicicletas a sus dueños. En materia vial, todavía seguimos trabajando fuertemente para evitar el tránsito de bicicletas en contramano.

SB: ¿Crees que este proceso de patentamiento sería factible en ciudades más grandes?

Daniel Bayones: Creo que las políticas públicas se pueden aplicar tanto en ciudades pequeñas como grandes. Sólo es cuestión de trabajar las formas de la ordenanza de patentamiento, pero sin dudas creo que sí es posible replicar la experiencia.

Laprida pueblo chico, avance grande 47Desde SeguridadBici defendemos y apoyamos este tipo de iniciativas. Siempre podrá haber involucrados que no coincidan del todo con la decisión, pero sin dudas que cualquier medida que apunte a mejorar las condiciones de los ciclistas debe ser tomada en consideración y mejorada al máximo.

Importantes ciudades del país como La Plata y Rosario también están mirando para ese lado en el ámbito del registro de bicicletas, y un puntapié para estos intentos fueron las quejas de los usuarios de bicicletas que suelen verse afectados por diferentes impedimentos y problemas. Ejemplos como los de Laprida deben servir para no tener que llegar hasta esos extremos antes de tomar medidas que son bastante simples y que benefician a muchos.

En tu ciudad, ¿se tomó alguna medida en pro del ciclismo? ¿Crees que debería hacerse algo a nivel nacional? No dudes en dejar tu comentario, o seguinos en nuestra página de Facebook e interactuá con todos nuestros fans.

¡Compartí esta nota!