¿Cómo son las bicicletas BMX? Te damos algunos tips!

Las bicicletas BMX te permiten hacer distintos tipos de saltos, pedalear en alta velocidad y superar los desafíos que te propongas. BMX es la abreviación de Bicycle Motocross, un deporte extremo sobre pedales. Se destaca como una disciplina del ciclismo que puede combinarse con la acrobacia o la carrera en tierra. Si bien nació en los ’70, recién en 2020 hará su debut en los Juegos Olímpicos de Tokyo, bajo la categoría BMX Freestyle Park.

La bicicleta ideal para practicar BMX tiene que tener manubrio, cuadro, ruedas, frenos y velocidad adecuada. A la hora de hacer tus trucos tené en cuenta que hay más riesgos que pasear en bici por el parque. El ciclista debe estar protegido con rodilleras, guantes, zapatillas cómodas y casco.

El manubrio debe contar con una barra transversal en paralelo a la tijera. Así te asegurás una adecuada resistencia a los impactos generados por las piruetas. Para tener un mayor control de la acción, el manillar debe estar inclinado hacia atrás, sino cargarás todo el peso en la delantera.

Por otro lado, los cuadros son compactos y tienen distintas medidas. Los más livianos son de aluminio. Pero según tu altura contarás con un cuadro que te dé la distancia necesaria de tu cuerpo respecto del manubrio. Así podrás saltar en forma vertical o girar sobre el manubrio sin inconvenientes.

Respecto a las ruedas, éstas suelen ser de 20 pulgadas y los rayos varían de 36 o 48 rayos, con la posibilidad de que las llantas sean de pared simple, dos paredes o más. A la hora de elegir los neumáticos, te recomendamos los cosidos porque son más ligeros.

Por último, las bicicletas diseñadas para BMX cuentan con una sola velocidad  y los frenos suelen ser solo los traseros, en forma de U con un resorte o en forma de V con dos piezas.

¡Compartí esta nota!

Comentarios

Leave a Reply