¿Cómo llevar el bolso en la bicicleta?

Andar en bici está entre las mejores cosas del mundo: hace bien a la salud, a la ecología y a la economía ¿Por qué no? Nos permite ahorrar en transporte.

Pero, todos nos preguntamos lo mismo ¿Qué hacemos con nuestras pertenencias? La mayoría de las veces terminamos dejando la mitad de las cosas que necesitamos o estamos incómodos al andar porque no sabemos como llevar nuestro bolso, mochila o morral. 

Te brindamos 4 tips para que sepas cuál elegir para llevar el bolso al pedalear.

#1 Llevar la mochila puesta

La mochila debe ser grande, para que los elementos se puedan distribuir de manera ordenada en nuestra espalda. Ojo con la cantidad de cosas que cargues, porque te será muy pesada y tu paseo no será placentero. Además, podrías bambolearte y caerte por la mala distribución del peso.  

Existen mochilas especiales para estos casos, las de carga también son muy prácticas. 

Lo negativo es que hay muchas posibilidades  de que llegues con una gran marca de sudor en tu espalda y no es muy agradable. Por otro lado, la mochila siempre está a tu espalda y no podemos ver si alguien te la abre cuando estamos parados en algún semáforo o por alguna ocasión especial. 

Para este último caso, lo más recomendable es tener un seguro de bolso. Para proteger tu celular, tu billetera, tus lentes y ¡más!

#2 Una parrilla

Las parrillas no son de lo más lindo estéticamente, pero son muy prácticas para poder llevar la mochila o el bolso. 

Existen distintos tamaños, cada uno depende de la bicicleta, y por lo tanto, el valor también depende del tamaño. En el caso que tu bici no lo traiga, es importante que hagas una buena investigación antes de comprarla.

Las más recomendadas son aquellas que tienen cordones elásticos, que te permiten poner dentro la mochila. Aunque siempre es recomendable atarla, por las dudas de que en alguna curva perdamos la mochila por el camino.

La desventaja de este caso es que siempre tenemos la mochila atrás y aunque esté atada la podemos perder sin darnos cuenta o también nos la pueden robar.

#3 Llevar la mochila en el canasto

Los canastos suelen tener muchas medidas y materiales. Es la forma más conocida de transportar nuestras pertenencias en la bici desde hace mucho tiempo. 

Actualmente, los de mimbre volvieron a ¡estar de moda! Son muy lindos y prácticos. 

Lo bueno de estos porta equipaje, es que se pueden llevar en ambos lados de la bici. Los de la parte delantera son los más conocidos. Suelen tener forma redonda, aunque también hay cuadrados. La ventaja de estos, es que constantemente estas viendo tus pertenencias y sacarlas es más fácil. Los de la parte trasera son menos conocidos, suelen ser como jaulas pero más grandes porque van sobre la parrilla.

#4 Alforjas

Es una gran opción para los que hacen viajes largos en bici. Son como pequeñas mochilas que se enganchan, casi en cualquier parte de la bicicleta. Existen delanteras, traseras, para dentro del cuadro. 

Se adaptan a todo lo que necesitas llevar. Llevar de los dos tipos te ayudan a poder mantener el equilibrio en la bici.

Aunque lo más importante para poder salir tranquilo con la bici es tener conciencia del cuidado y la responsabilidad que lleva es tener un seguro.

Desde SeguroBici te brindamos todo lo que necesitas para viajar tranquilo.

 

¡Compartí esta nota!

Leave a Reply