¿Cómo hacer una bicicleta eléctrica?

Por más que nos guste el deporte, hay trayectos que no se pueden hacer sin una ayuda. Por esto, te enseñamos como transformar tu bici común en una bici eléctrica: de forma simple y ¡en casa!

Te explicamos el paso a paso y todas las recomendaciones para que puedas disfrutar del armado de tu nueva bici. Aunque tené en cuenta, que las bicicletas eléctricas son de pedaleo asistido, es decir, te ayudan a hacer menos esfuerzo.

Como punto de partida, vas a necesitas los siguientes materiales:

🚲 Una bicicleta. Parece redundante, pero es necesario que soporte gran peso.

🚲 Un motor

🚲 Un enlace del motor

🚲 Dos baterías

🚲 Un acelerador 

🚲 Un controlador de motor 

🚲 Una placa de aluminio

🚲 Tres abrazaderas de mangueras 

🚲 Una cadena para bicicleta de 3mm

🚲 Arandelas y tornillos

🚲 Herramientas para unir todo esto

Genial, ahora que tenés todos los materiales ¡manos a la obra! Pero antes vamos a hacer unas aclaraciones:

En el caso de la bicicleta, realmente es importante que elijas una que pueda cargar tu peso, más 20 kg o 30kg más de todos los elementos. Además, deberás cambiar los neumáticos por unos de alta presión.

Mucho cuidado a la hora de comprar las baterías. Jamás intentes usar una de auto que tenías guardada en algún rinconcito de tu casa, es sumamente peligroso. Lo mejor es comprar una que vaya entre los 24 y los 36 vt. Asegúrate que venga con cables para conectar todo.

Ahora sí, vamos a armarla:

  1. Hacé la prueba de que todo funciona correctamente debajo de la bicicleta. Conecta el acelerador con el controlador. Luego el controlador al motor, las baterías y por último el acelerador.  De esta forma el motor debe comenzar a girar.
  2. Ahora si, debés montar el motor en el triángulo de la bici y conectar el motor a una rueda dentada, la que vos quieras.
  3. Probá que el motor este firme, no debe estar ajustado. También intenta hacer girar las ruedas para ver si todo tracciona correctamente.
  4. Ahora que ya sabés donde va a ir el motor, es necesario que armes la caja con la placa que compraste. La otra opción, es comprar una caja para poner el motor dentro y ahorrarte esta tarea.
  5. Fijate la medida y recordá dejar 3 agujeros para que pasen los cables.
  6. Una vez que tengas todo esto listo, montá la cadena alrededor del motor y la rueda de engranaje
  7. Conecta el controlador a la parrilla (la parte trasera de la bici). Puedes ayudarte con bridas de plástico.
  8. Continuamos con uno de los pasos más complicados. Sacar la empuñadura del manubrio. Es muy rígido y cuesta mucho, pero podés hacerlo levantando la empuñadura con algo rígido y tirándole agua caliente con detergente dentro, esto te permitirá poder girarlo y sacalo.
  9. Donde sacamos la empuñadura, tenemos que poner el acelerador. Es importante que lo ajustes con un tornillo.
  10. A conectar todo: los cables del acelerador al controlador y luego, del motor al controlador

¡Listo!

Pero antes de salir a andar, necesitas probarla. Para eso, poné la bici boca abajo y gira el acelerador. Prestá atención a si todo continúa de una forma normal. Si soltas el acelerador el motor debe parar de girar.

Ahora podés colocar las baterías provisoriamente. Seguramente, con el andar, te darás cuenta cuál es la mejor posición.

Ya estas casi listo para poder salir a probar tu bici “nueva”. Te falta tu seguro para bici  pero nosotros te ofrecemos la mejor cobertura para que salgas a pedalear tranquilo.

¡Compartí esta nota!

Leave a Reply